DE / EN / ES
Donar ahora
Monto in CHF
Datos de Contacto
Comentario

Suyana - Esperanza a un futuro mejor

Suyana ayuda a las personas a mejorar su calidad de vida con su propio esfuerzo.
En Bolivia y Perú con proyectos propios, en Suiza junto a personas particulares y otras organizaciones.

BOLIVIA

Suyana trabaja con 8 municipios del departamento de La Paz, en las cuales se apoya a familias, unidades educativas y comunidades ubicadas en zonas remotas de los Andes. A causa de la inexistencia de carreteras, el acceso a estas zonas es muy complicado y por consecuencia los servicios básicos son escasos.

La población en su mayoría es indígena y vive de la agricultura. Las condiciones climáticas son duras, la tierra no da para producir mucho y las personas viven en condiciones muy humildes.

PERú

Suyana trabaja con municipios en Cusco y Puno, donde se apoya a familias, escuelas y comunidades ubicadas en zonas remotas de los Andes. A causa de la inexistencia de carreteras, el acceso a estas zonas es muy complicado y por consecuencia los servicios básicos son escasos.

La población en su mayoría es indígena y vive de la agricultura. Las condiciones climáticas son duras, la tierra no da para producir mucho y las personas viven en condiciones muy humildes.

SUIZA

En Suiza apoyamos, desde el año 2009, proyectos de distintas organizaciones caritativas que realizan trabajos en el área social, cultural o educativo. A parte de esto, financiamos la formación (elemental y avanzada) de personas privadas.

Desde 2013, tenemos la oportunidad en el área agrícola, de apoyar distintos proyectos que están orientados al futuro. Principalmente cooperamos con familias agricultoras.

16.11.2020

Suiza: Penuria por sequía

Nuestro granjero vive en el cantón de Berna, en la zona de colinas pre-alpinas, en la frontera con el cantón de Friburgo. Dirige una granja de unas 18 hectáreas y tiene 18 vacas de la raza marrón suiza original. Normalmente, el forraje es suficiente para alimentar a los animales. Lamentablemente, los períodos muy secos en los años 2017 y 2018 han causado grandes pérdidas en el rendimiento. Las compras de forraje que se requieren como resultado devoran todas las reservas financieras y ponen en riesgo la existencia de la granja. Con la ayuda de Suyana se vislumbra un futuro prometedor.